Tiempo de lectura: 4 minutos.

Arno Ilgner. Guerreros de la roca.

Escalar algo difícil (y lo de difícil es siempre relativo) requiere hacer movimientos que parecen casi imposibles y continuar cuando la situación aparenta no tener salida. Si tienes una opinión baja de ti mismo, tendrás dificultades para visualizarte realizando los pasos precarios necesarios para encadenar la vía. Si no te puedes imaginar a ti mismo haciendo estas cosas, no las harás. Debes sentirte capaz de realizarlo. Todo el entrenamiento del mundo te dará poco resultado si no te otorgas un espacio para creer.

Por desgracia, no puedes mejorar la imagen que tienes de ti mismo a voluntad. Necesitas desenterrar las raíces de tu propia imagen y de tus sistema de valores, y volver a modelar la estructura escondida en ellas. Por suerte, este trabajo detectivesco no requiere conocimientos especializados de psicología. La imagen propia habitual de una persona se resiente en parte por sus ataduras a las actuaciones pasadas, que nos anclan más de lo necesario, y en parte por un sentido de la autoestima inducido por el medio externo, que envenena nuestra motivación.

Desde el punto de vista mental, las actuaciones del pasado deberían funcionar como una plataforma desde la cual avanzar, no como un límite de lo que podemos conseguir. La fuerza de nuestros brazos y dedos es el factor más notable que influye en el desarrollo de la escalada, pero le otorgamos una importancia excesiva. Algunas personas escalan un grado muy superior al de otras a pesar de tener mucha menos fuerza. Cuando un escalador se queda sin fuerzas, normalmente es porque las ha derrochado, no porque en realidad no tenga bastantes.

Piensa en tus mejores actividades. La principal diferencia entre éstas y otras actividades que hayas realizado reside en tu mente: una seguridad misteriosa e inexplicable, o un sentimiento de alegría al experimentar un estado de inspiración. Tu mejor escalada probablemente te costó menos que otras de tus actividades habituales. Tenías la mente más despejada, con una mejor concentración y menos preocupaciones. Es típico. La acción mejora no añadiendo cosas, sino eliminando obstáculos.”

Esperar es tan pasivo como desear, con la diferencia de que en vez de crear nuestro propio mundo de fantasía, dirigimos la atención a esperar que aparezca un mundo más propicio para nosotros. Cuando decimos “espero hacer esta vía”, afrontamos el esfuerzo de forma pasiva. Nos engañamos a nosotros mismos pensando que alguna fuerza exterior, y no la simple calidad de nuestro trabajo, determinará el resultado. Esperamos golpes de buena suerte en vez de actuar con habilidad para conseguir nuestro objetivo.”

¿QUIERES COMPRAR EL LIBRO?

Si te ha gustado lo que has leído, ¡pincha en la imagen para conseguir tu ejemplar!

SINOPSIS

Los manuales de escalada no suelen dedicar muchas páginas al entrenamiento mental, aunque éste constituye un factor de rendimiento tan importante como la fuerza, la flexibilidad o la técnica. En esta aproximación única al entrenamiento mental Arno Ilgner recurre a algunas ideas esenciales de la antigua tradición oriental del Camino del Guerrero, así como a la psicología moderna del deporte. Combinando estos elementos con su propia dilatada experiencia como escalador, crea un programa completo con el cual aprenderás a focalizar tu capacidad mental durante una escalada comprometida. El autor nos guía paso a paso por el camino del guerrero de la roca, que incluye el análisis de la motivación, recopilación de la información, valoración del riesgo, concentración y la transición deliberada a la acción. Un uso deficiente de la atención puede dar lugar al miedo, cuyas manifestaciones varían desde la ansiedad por el éxito hasta franco terror. Al dirigir nuestra atención más conscientemente podemos comprender cómo surge el miedo, tratarlo de forma eficaz y liberarnos para restablecer el contacto con una fuerza de motivación mucho más poderosa: nuestro amor por la escalada. Sólo entonces nuestra intención será inflexible, lo cual redundará en un rendimiento fuera de lo común. Este manual nos ofrece un programa revolucionario para aquellos escaladores que deseen mejorar su rendimiento disfrutando cada vez más de la escalada.”

¿Quieres compartir esta página?

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp