Tiempo de lectura: 4 minutos.

Garry Kasparov. Deep thinking.

Nunca he sido un buen perdedor, me apresuro a añadir. Creo que aceptar los fracasos demasiado fácilmente es incompatible con el hecho de ser un gran campeón, y sin duda no era mi caso. […] La recuperación no es un asunto insignificante, especialmente tras una derrota. No hay excusas cómodas para compartir la culpa de una derrota en ajedrez. No hay árbitro al que protestar, no hay sol en los ojos ni compañeros que te dejen tirado. No existe el factor suerte, como sucede en las cartas o en los dados. Si perdemos es porque el otro jugador nos ha vencido, porque hemos fracasado. Toda persona competitiva debe tener un ego considerable, por lo que las derrotas pueden doler, especialmente en el ajedrez. Debe haber también un equilibrio crítico entre olvidar una derrota para abordar la siguiente partida lleno de confianza y poder analizar objetivamente nuestros defectos para no volver a repetirlos.”

Nuestro teléfono puede convertirnos en un experto instantáneo en todo, gracias a Google y la Wikipedia, y esto es increíblemente útil. Hacerlo no nos convierte en más tontos igual que las enciclopedias, las libretas de teléfonos y las bibliotecas no nos hacen más tontos. Es solo el paso siguiente de cómo nuestra tecnología nos permite crear e interactuar con nuestra información cada vez más rápido, y no será la última fase. El peligro no es el estancamiento intelectual ni la adicción por las misiones de encontrar hechos al instante. El verdadero riesgo consiste en que el conocimiento superficial sustituya al tipo de comprensión y las ideas que se requieren para crear nuevas cosas.”

Solemos trabajar mejor bajo presión. Nuestros sentidos se agudizan y nuestra intuición se activa de una forma única ante el estrés y la competición. Prefiero tener quince minutos en mi reloj que quince segundos para hacer un movimiento crítico, pero hay que tener en cuenta el hecho de que nuestra mente puede realizar notables hazañas bajo coacción. No solemos darnos cuenta de lo poderosas que son nuestras capacidades intuitivas hasta que no tenemos más remedio que fiarnos de ellas.”

SINOPSIS

“El match de ajedrez de 1997 entre Garry Kasparov y la supercomputadora de IBM Deep Blue fue un punto de inflexión en la historia de la tecnología. Era el comienzo de una nueva era en inteligencia artificial: una máquina capaz de batir al actual campeón humano en el juego más intelectual. En este libro innovador, Kasparov revela su asombroso lado de la historia por primera vez. Describe cómo se sintió al diseñar una estrategia contra un oponente implacable e infatigable con todo el mundo mirando, y relata la historia de la inteligencia artificial a través del microcosmos del ajedrez. Kasparov utiliza su experiencia inigualable para mirar el futuro de las máquinas inteligentes y lo ve con brillantes posibilidades. Deep Thinking es un caso bien argumentado a favor del progreso tecnológico, del hombre que estaba frente al precipicio con su propia carrera en juego.”

¿Quieres compartir esta página?

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿QUIERES LEER MÁS SOBRE MISCELÁNEA?

Ir arriba