Tiempo de lectura: 2 minutos.

Stephen Nachmanovitch. Free Play. La improvisación en la vida y en el arte.

¿Cómo se aprende a improvisar? La única respuesta es otra pregunta: ¿Qué nos lo impide? La creación espontánea surge de lo más profundo de nuestro ser y es inmaculada y originalmente nosotros mismos. Lo que tenemos que expresar ya está con nosotros, es nosotros, de manera que la obra de la creatividad no es cuestión de hacer venir el material sino de desbloquear los obstáculos para su flujo natural. El proceso creativo es un camino espiritual. Esta aventura es sobre nosotros, sobre lo profundo del yo, sobre el compositor que todos tenemos adentro, sobre la originalidad, en el sentido no de lo que es totalmente nuevo, sino de lo que es total y originalmente nosotros mismos.”

Sentirse tonto, sentirse obsesionado por algo que no sale, no es más que una etapa en la resolución del problema. La desesperación creativa es muy penosa cuando nos invade, pero es necesaria, es un síntoma de que estamos comprometiendo todo nuestro ser en el problema.”

Ir arriba